Resurgimiento de los sabores políticos en San Martín de los Andes

Por Hugo Morales (*)

La noticia sacudió el chismerío político de San Martín de los Andes. En la coqueta parrilla “Bamboo Brasas”, como corresponde a una ciudad tan recoleta para el Turismo, levantaron las copas y se mostraron muy dicharacheros nada menos que Horacio Quiroga, principal referente de Cambiemos en Neuquén e intendente de la Capital provincial y Esteban Bosch, hasta hace muy poco secretario de Turismo de la emepenista intendente Brunilda Rebolledo. Sin embargo su partida de nacimiento político y empresarial lo ubica en el disco rígido de la familia Adrogué, concesionaria del Cerro Chapelco y con excelentes vínculos con la conducción del MPN provincial, tanto con Jorge Sapag como Omar Gutiérrez, ex gobernador, gobernador y presidente del partido.  Ambos –hoy por hoy- mantienen firmes las riendas de la principal organización política de Neuquén.

A los pocos días de esa publicitada comida, Bosch anunció a la prensa local que será el precandidato de Cambiemos en San Martín de los Andes. Desde el radicalismo se niega totalmente la preferencia gastronómica de “Pechi”  y se sostiene que es solo un precandidato, al igual que el resto de los pretendientes de ese espacio que en su momento monopolizó el comerciante y pastor evangélico Juan Carlos Querejeta, un ex MPN que se referenció en Jorge Sobisch y que perdió la anterior elección en favor de Rebolledo por solo 500 votos. Sus críticos externos e internos le achacan inhabilidad política por no haber aprovechado el viento a favor de las colectoras, entre ellas las del MID del dirigente de la Construcción, Guillermo Olaram, que no niega su pertenencia al sector de Víctor Carcar un aliado muy fuerte del ex gobernador Sapag y del propio mandamás de la UOCRA nacional, Gerardo “Mediacuchara” Martinez

Quiroga jugo a dos puntas. Por un lado la interna de su propio espacio que, precisamente, en la Aldea de Montaña, se le estaba escapando de las manos por la impiadosa pelea entre bandos en pugna que responden al variopinto Cambiemos: PRO de Mauricio Macri que preside Marcelo Bermúdez en la Provincia y se recuesta en el diputado nacional, Leandro López; Nuevo Compromiso Neuquino (NCN) que regentea con mano férrea el propio Quiroga y los radicales que en esa ciudad se desangran entre los seguidores de la desprestigiada ex diputada nacional, Linda Yagüe  y el histórico Federico Koessler y los nuevos que se alinean con el médico, Roberto Torres Majdalani, primo de Silvia, número 2 de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) de Macri.

Quedan para el recuento los seguidores de la empresaria Liliana Carrin, fogoneada por los concejales Sebastián D Amorin Lima Novo y Gerardo Schroh enfrentados fuertemente con Querejeta, quien dijo hace poco –aunque en política todo es reversible- que no sería candidato y ello atisbó el fuego de la interna. Querejeta adujo para su renunciamiento problemas de salud pero desde la interna se lo ataca sin piedad: “no quiso pagarse la campaña” ante la negativa del propio Macri de aportar los fondos para los candidatos en todos los distritos. Fuera de todo peso e incidencia se anotan las aristas Oscar Bertones y Jorge Ruiz.

En lo externo, “Pechi” metió una cuña en el MPN que aún no encuentra un candidato de fuerte arrastre electoral. Claro que este análisis se escribe a un mes de las internas para la presidencia del Partido y de la Convención en las que Gutiérrez aparece como el más firme postulante donde todo puede cambiar. En ese devaneo coexisten las pretensiones de Sergio Winkelman, actual presidente del Concejo Deliberante, hombre del cooperativismo al punto que se lo reconoce más por lo que hizo en la cooperativa de viviendas Covisal y no por su paso en el Legislativo comunal; Carlos Saloniti, hijo político de la recordada Luz Sapag que luego transitó por las huestes blancas y azules del senador  petrolero Guillermo Pereyra, sin mucha influencia en la capital del turismo provincial, y Germán Lo Pinto, concejal y ex dependiente del Concejo Provincial de Educación pero que tampoco registra una penetración importante en un electorado tan rígido y selectivo como es el sanmartinense. Hoy Saloniti deshoja la margarita apesadumbrado por la distancia que ha tomado Jorge Sapag, convertido en el rector de la política local.

Tampoco la aparición última de Cristina Frugoni, sucesora de Luz a raíz de su trágica muerte en su esplendor de vida personal y política, parece conmocionar a las huestes emepenistas. Frugoni sería de las preferencias de Rolando Figueroa pero al vicegobernador le cuesta consolidar un armado que lo catapulte a lo máximo de sus ambiciones: suplantar a Gutierrez en el principal sillón de la Provincia. Los resultados de la interna partidaria darán una cabal idea de las reales posibilidades del ex intendente de Chos Malal, aunque ello se sabrá a partir de octubre más o menos. En el saldo negativo de Frugoni se le reprocha haber “entregado” (literal) el gobierno municipal al kirchnerista Juan Carlos Fernández por sus peleas con Lucila Crexell, hija de Luz y actual senadora que brilla más en los pasillos del Congreso que en su pago natal. Los reproches contra Lucila arrancan con un viejo apotegma tanguero de la política criolla: “te atraparon las luces del Centro”, en alusión a los beneplácitos, de todo orden, que brindan los despachos porteños.

También habrá que ver como juega Brunilda Rebolledo, quien tomará decisiones después de su viaje por Italia donde fue a reunirse con familiares y recordar a sus ancestros. La intendenta pagó fuerte las consecuencias de las nevadas del año pasado y fue duramente criticada hasta por la cámara de hoteleros que, en esa época, presidía el empresario Gustavo Fernández Capiet, dueño del exclusivo hotel Le Village, hijo del recordado abogado Héctor Fernández Valdivieso, ex hombre fuerte del emepenismo local y en línea directa con el ex gobernador Felipe Sapag, con quien no termino en las mejores relaciones.  Fernández Capiet, pese a sus negativas, sabe que es una carta de refuerzo si el partido de Gobierno en la Provincia lo llegara a necesitar. El gobernador está muy decidido a mantener dentro de su espacio a San Martín de los Andes y para ello analizará todas las alternativas posibles. Junto con Neuquén capital se ha transformado en uno de sus objetivos más importantes, si como se avizora, retiene la conducción del partido y la gobernación de la Provincia.

(*) Ex periodista político-judicial de Ámbito Financiero, conductor de programas radiales de Política y Economía en Neuquén, actual colaborador del Informador Publico y de la Corresponsalía en Argentina de El Mundo de España.-

 

 

Compartir en tus Redes Sociales: