Rechazan juicio político contra intendente de San Martín de los Andes

Por. Hugo Morales

San Martín de los Andes (Especial).- El Concejo Deliberante local rechazó por amplia mayoría el pedido de juicio político contra la intendente de esta ciudad, Brunilda Rebolledo acusada de presunta ineptitud para resolver el grave problema de la recolección de basura que coloca al más importante centro turístico de Neuquén al borde de severo daño ambiental y de salud, además, de provocar fuerte rechazo por parte de los miles de turistas que la visitan a diario. Pero la condena contra la jefa comunal fue de carácter político ya que la mayoría de los ediles que no adhirieron a la propuesta argumentaron que se trataba de una cuestión de plazos procesales, aunque reconocieron que no hubo capacidad de gestión para resolverlo.

Solo los concejales Rodolfo Manson y Martín Rodríguez del Bloque Unidad Ciudadana que responde a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y preside en la provincia, el diputado nacional, Darío Martínez, se mostraron a favor de enjuiciar a la jefa municipal. Los concejales Sergio Winkelmann, Mara Juárez Figueroa y Néstor Cúneo del Movimiento Popular Neuquino (MPN) que preside el actual gobernador Omar Gutiérrez, rechazaron el petitorio que responde a una demanda de vecinos y cuenta con el respaldo del Defensor del Pueblo, Fernando Bravo.

Los representantes de los bloques PRO y Nuevo Compromiso Neuquino que integran Gerardo Schroh, Evaristo González (ex radical) y Daniel Vicent (ex MPN) buscaron una tangente para no adherir al juicio político al argumentar que debido al exiguo plazo que existe para el cambio de Gobierno, fijado para el 10 de diciembre próximo, era imposible llevar adelante la medida porque no daban los tiempos. Sin embargo, para salvar la ropa criticaron a Rebolledo por el manejo de la crisis. Estos dos bloques se reportan al espacio Cambiemos que en el orden provincial lidera Horacio Quiroga aunque existe una profunda división entre los partidos que lo integran a nivel local.

La resolución de la recolección de residuos domiciliarios será el principal problema que deberá atender el futuro intendente municipal, Carlos Saloniti y es por ello que se explica el contundente apoyo que recogió rebolledo de la seccional Lacar del MPN. Desde el órgano partidario repudiaron y rechazaron de manera tajante el intento «desestabilizador y antidemocrático» contra una funcionaria elegida por el voto popular

La Seccional Lacar calificó a la medida como un claro intento de generar impacto mediático y se declaró defensora de las instituciones y autoridades del Estado de Derecho que se busca desestabilizar, llamando a defender la gobernabilidad y la paz social. “La democracia no es plebiscitaria, porque la salud de este sistema de convivencia no se basa en pedidos aleatorios para la remoción de responsabilidades públicas que fueron elegidas por el voto popular. Sabemos de la complejidad de los temas que nos aquejan como ciudad, pero de ningún modo pueden constituir causales de destitución”, dijeron los emepenistas locales.

Pero la situación preocupa seriamente a la población loca. “San Martín de los Andes ya no tiene dónde dejar la basura” sostiene el periódico San Martín a Diario e informa que “el vertedero de la localidad está colapsado y hay una medida judicial que prohíbe llevar los desechos domiciliarios a Alicurá, que es la propuesta que hizo la Provincia”.

Hoy por hoy la ciudad tiene prohibido por decisión judicial utilizar las celdas de depósito que tenía en el basurero local y debe trasladar los residuos al lugar asignado por la administración provincial.

Sin embargo, la situación está en un atolladero porque San Martín de los Andes no cuenta con un espacio disponible para la basura ya que la denominada celda 5 encuentra colapsada y la Justicia no le permite abrir una nueva. Tampoco autoriza a llevar los desechos domiciliarios al basurero regional que creó el Gobierno provincial en Alicurá, colocando al problema en un callejón sin salida. Rebolledo anticipó que apelará la medida cautelar impuesta por la jueza Andrea Di Prinzio, dando continuidad a una medida dispuesta en 2017 por el Juez Andrés Luchino, quien determinó que no puede abrirse una sexta celda como depósito de basura en el predio en Chacra 32, por la cercanía de un barrio.

También Di Prinzio dispuso prohibirle a la Provincia arrojar los residuos en Alicurá porque no considera que se den los presupuestos para que se desarrolle el relleno sanitario, sino que “funciona como un basural a cielo abierto”

Sin embargo, para el coordinador de Gabinete, Germán Lo Pinto “están dadas las condiciones operativas y de funcionamiento de la celda de Alicurá para poder recibir residuos y que no se puede seguir tirando la basura en la quinta celda”. Para el funcionario la situación sanitaria y medioambiental de San Martín de los Andes se encuentra al límite, aunque se continúa utilizando la quinta celda que incremento su actividad de reciclado.

Compartir en tus Redes Sociales: