Quiroga cuestionó decisión de fiscal en causa de mapuches

El gobierno municipal, a través de sus apoderados legales, solicitó a la Justicia revisar la resolución de la fiscalía que desestimó la denuncia penal contra las comunidades mapuches que en el mes de julio habían usurpado 50 hectáreas en la zona de Colonia Nueva Esperanza.“Acá hay una decisión política por parte del intendente Quiroga muy concreta de preservar el patrimonio del Estado que pertenece a todos los ciudadanos. Esto quiere decir con que no está de acuerdo con que alguien usurpe tierras que son propiedad de todos los vecinos”, dijo Javier Pino, apoderado legal y agregó que la Municipalidad pretende “seguir adelante con esta causa penal y el intendente nos instruyó en forma inmediata de presentar el recurso a revisión de esta decisión del ministerio Público Fiscal”.

Ubicando en contexto, el letrado recordó que la tierra en conflicto es la que cedió el ex intendente Martín Farizano en el año 2011 a la comunidad mapuche Lof Newen Mapu. “Este convenio iba a tener validez recién cuando lo aprobara el Concejo Deliberante, pero pasaron 3 años y no se hizo nada, y en febrero de 2014 los concejales dan por finalizado este trámite parlamentario, y remiten las actuaciones al Ejecutivo”.

“En ese momento se realizaron inspecciones para verificar si se había realizado alguna obra, pero como estaba en iguales condiciones que al principio se procedió a archivar el expediente administrativo”, aclaró el apoderado legal, remarcando que “ahora la Confederación Mapuche pretende obtener por la fuerza lo que no pudo conseguir dentro del marco de la ley”.

Pino contó que, pasado todos estos trámites, el último 14 de julio se comprueba que se estaba produciendo una usurpación en ese mismo predio municipal. “Dos días después el doctor Pablo Vignaroli, es decir el 16 de julio, da la orden con un oficio judicial, e íntima a la comunidad para que se retire en el plazo de seis horas bajo apercibimiento de ordenar el desalojo por medio de la fuerza pública.”

“Pero lamentablemente, no sabemos por qué se arrepintió el doctor Vignaroli, y 30 días después nos notifica que esta denuncia no constituía ningún tipo de delito”, informó Pino quien manifestó su preocupación por este tipo de decisiones.

“No nos sorprende que el doctor Vignaroli considere que no hay delito porque ya tenemos como ejemplo otras decisiones similares como cuando nos tomaron la Municipalidad el año pasado con 8 personas con bidones de nafta que ingresaron a las oficinas de la Municipalidad y cerraron con llave”, dijo y agregó “lamentablemente en la ciudad de Neuquén tomar edificios públicos con bidones de nafta, amenazar con prenderse fuego y obligar a evacuar un edificio público tampoco es delito”.

 

 

Compartir en tus Redes Sociales: