Osvaldo Bayer ,la Patagonia ética

Generosidad, hombría de bien, coherencia, dignidad, humildad, constructor de caminos virtuales, inmortalidad. Si también militante intelectual anarquista. 91 años fructuosos, para él y para todos nosotros. Se fue en silencio, dejando una herencia monumental. Santa Fe, Esquel, Berlín, Buenos Aires no en ese orden, alternando según las circunstancias.¿Por dónde comenzar, por donde abordarlo? Indudablemente por el escritor prolífico, pero desde esta faceta, se despliega un gran abanico, referente de los Derechos Humanos, investigador social, conferencista de fuste, periodista, sindicalista de esos que suman y no conocen la resta, acérrimo defensor de los pueblos originarios, cuando nadie osaba esgrimir una tibia defensa, comprensión y pensar en justicia sobre el tema. Como molesto esta tesitura en esas décadas pasadas.

Amante del cine, su filmografía es vasta, interesante, ecléctica. Usufructuaremos como herencia su extensa participación como guionista, adaptador, colaborador de otros autores y con su presencia dando testimonios a varios documentales. A continuación mencionare títulos: “La mafia” (1972), “La Patagonia rebelde” (1974) Aquí nos detenemos, la peli se realizó sobre su libro, quizás el más leído “Los vengadores de la Patagonia trágica”.

A Bayer no lo conocí personalmente. Solo como habido lector. Pero…se estrena La Patagonia rebelde y como movilero de radio Belgrano, concurro a la primera función estreno al cine Broadway de Buenos Aires. Masivamente eran más populares Federico Luppi y Héctor Alterio a quien le hice nota gravada. Bayer estaba en el grupo, mientras esto sucedía, en la vereda del cine a pleno sol y a mí me pasó desapercibido.

Héctor Alterio era para mí un ejemplo viviente. Pertenecí al mítico grupo “Nuevo Teatro”, donde Alterio era la figura sin igual, bajo la dirección de Alejandra Boero y Pedro Asquini, de quien llegue a ser su Asistente de Dirección.

Federico Luppi encarnaba un personaje conocido como “Facón grande”, en la entrevista me equivoco y lo menciono como “Cuchillo largo” lo que provoco risas en el grupo. Años después, 1994, compartiría la producción de “Sin Opción” donde Luppi junto con el querido Ulises Dumont, protagonizaría la peli. Vericuetos que da la vida.

Continuemos con la filmografía de Bayer: “Cuarentena” (1983), “Juan, como si nada hubiera pasado” (1987), “La amiga” (1989), “Futbol argentino” (1990), “Jaime de Nevares, último viaje” (1995), “Sin querer” (1996), “El sombrero de Greca” (1998), “Soriano” (1998), “Ángel, la diva y yo” (1999), “Harto The Borges” (2000), “Los cuentos del timonel” (2001), “Cortázar: apuntes para un documental” (2002), “Mate Cocido, el bandolero fantasma” (2003), “Importar la revolución” cortometraje del año 2007, “La vuelta de Osvaldo Bayer” (2007), “Awka Liwen , La livertá” (2010), “La palabra empeñada” (2010), “Incayal la negación de nuestra identidad” mediometraje del año 2012, “Simón, el hijo del pueblo” (013), “Osvaldo Bayer, La liberta” (2014), “Los ojos de América” (2014), “S.C. Recortes de prensa” (2014), “A vuelo de pajarito” (2014) y “Las calles” (2016).

 

Su obra escrita, amén de los artículos periodísticos, once en total, son testimonios filosóficos, testimoniales, lúdicos, prodigio de claridad y creatividad.

Fue prohibido, exiliado, detenido encarcelado. Merecidamente multipremiado. Entre sus reconocimientos, sobresale el haberlo declarado Doctor Honoris Causa por siete universidades de nuestro país, siendo la primera de ellas en 1999 la Universidad Nacional del Comahue.

Falleció el día de Noche buena. Pasaban las horas, los días y nadie levantaba la voz para el homenaje. Paso lo mismo con el músico Jaime Torres, quien falleció el mismo día (será próxima nota). En la despedida del año, este día 26 de diciembre que paso, con los amigos del cine, “Los galanes del cine marplatense” ¡¡Que papelón!!, que sutil ironía, exprese indignación por la falta de comentario público, que rodeaba su desaparición física. Mis amigos asentían en silencio.

La cotización del Dólar, la resección, el ajuste fiscal, el FMI, la insensibilidad hacia los Jubilados, los triunfos de Riber (yo siempre lo escribí con “B” a partir del 26 de junio del año 2011), los aumentos de los servicios, el Riesgo país, el costo de vida ¿y los docentes que?, Cristina Elizabeth, Sol Pérez, las Lebac, Lelik, los pre candidatos presidenciales de los argentinos para el 2019 del Diputado Alfredo Olmedo y del economista José Luís Espert, tapan el cielo con dos manos. PERO POR SUERTE ME EQUIVOQUE: Pasaron unas horas, quizás unos pocos días, pero la civilidad tomo conciencia y el maestro tuvo, tiene su reconocimiento merecido. Los argentinos de hoy, próximas generaciones, agradecerán su paso, su siembra por este mundo irregular y sorprendente.

MARIO MARCHIOLI.

@memarchioli

Compartir en tus Redes Sociales: