Neuquén libre de Chagas

El ministerio de Salud de Neuquén informó recuerda que la provincia es Libre de Chagas Por Transmisión Vectorial desde 2012, cuando fue reconocida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y autoridades nacionales. De todos modos, la cartera sanitaria confirmó que  se sostienen actividades de vigilancia y control, recomendándose mejorar la calidad e higiene de las viviendas. “De esta manera –se agregó- se logrará evitar el Chagas Congénito mediante la detección oportuna en mujeres embarazadas, recién nacidos de madres infectadas, niños y jóvenes menores de 19 años, y mujeres en edad fértil.

La información fue proporcionada al celebrarse el pasado viernes 28 de agosto, “El Día Nacional contra el mal de Chagas” y de paso se brindó un amplio detalle sobre la mencionada enfermedad que suele afectar poblaciones humildes del interior neuquino.

Las recomendaciones del ministerio de Salud neuquino son las siguientes:

  • El Chagas es una enfermedad producida por un parásito llamado Trypanosoma cruzi que puede vivir en la sangre, en los tejidos de personas y animales, y en el tubo digestivo de una especie de insecto, conocida como vinchuca. El parásito no se transmite de persona a persona, sino mediante la picadura de la vinchuca. Hay distintas especies, la que transmite el parásito se denomina Triatoma infestans.
  • Cuando estos insectos pican, defecan y depositan el parásito junto a la picadura, la persona, al rascarse, introduce el parásito en la herida. Esta forma de transmisión se denomina vectorial. La enfermedad puede afectar el sistema cardiovascular y el digestivo, como así también producir diferentes grados de invalidez e inclusive la muerte.
  • Otra forma de transmisión es durante el embarazo (de madre a hijo), la denominada transmisión congénita. Para eso son fundamentales los estudios diagnósticos a las embarazadas y a los hijos de mamás con Chagas. Cabe aclarar que los hijos de mamás infectadas con el parásito causante de la enfermedad de Chagas, se les debe hacer un seguimiento hasta los 12 meses –porque hasta los 6 presenta los anticuerpos de la madre– y el tratamiento es efectivo en un 99 por ciento hasta los cinco años de edad.

 

En 2012 la provincia del Neuquén recibió este reconocimiento. Además, desde el 2001, la provincia tiene certificada la interrupción de la transmisión vectorial de Trypanosoma Cruzi (agente que provoca la enfermedad), lo que implica la inexistencia de nuevos casos por esta vía de transmisión y un número muy bajo de vinchucas detectadas.

El departamento de Salud Ambiental, de la cartera sanitaria provincial, realiza sistemáticamente la evaluación activa de los domicilios en riesgo de infestación en áreas endémicas históricas de presencia del vector. Entre 2010 y 2014 se evaluaron 1.622 viviendas.

La jefa de departamento de Salud Ambiental, Irene Roccia indicó que “la infestación peridomiciliaria por Triatoma infestans ha sido, en los últimos años, inferior al 1%, y la intradomiciliaria de 0%”, a lo que agregó: “se han encontrado especies de vinchucas silvestres en el peridomicilio de viviendas rurales, en número escaso. En todos los casos en que está indicado, se procede al rociado químico correspondiente”.

A través de sus operadores de campo, Salud Ambiental realizó este año vigilancia activa de viviendas en la Meseta Nueva Esperanza, Valentina Norte Rural, Los Hornos de Plottier, área Auca Mahuida, La Barrosa (área rural de Senillosa) y puestos de Arroyito. Como todos los años, a partir de octubre, está planificado evaluar viviendas rurales de Zona Sanitaria III (norte de la provincia).

Al mismo tiempo se trabaja en relación al Chagas Congénito. “En nuestra provincia debemos continuar trabajando en la detección de la embarazada positiva, y en el seguimiento para el diagnóstico del recién nacido, hijo de madre positiva, hasta el año de vida”, explicó Roccia. La referente de Laboratorio de Chagas, la bioquímica Susana Chaki agregó que “el 80% de los niños cursan la enfermedad de forma asintomática, por lo que es de suma importancia la captación y el diagnóstico para un tratamiento oportuno que evita el desarrollo y las complicaciones de la enfermedad en la etapa adulta”.

Tal como comentó la referente de Salud Ambiental, “en la provincia del Neuquén, se controlan cerca de 9.000 embarazadas por año en el subsector público, y según registros del Sistema Nacional de Vigilancia Sanitaria (SNVS), el porcentaje de positividad ronda el 1%, cifra inferior a la media nacional”. En los mismos años, se detectaron entre 1 y 3 recién nacidos (hijos de madre positiva) con Chagas Congénito confirmado.

Si bien no se cuenta con un registro de pacientes adultos con enfermedad de Chagas crónico, en los últimos años se incrementó la solicitud de tratamiento de los mismos, lo que disminuye el porcentaje de complicaciones de la enfermedad, de acuerdo a las recomendaciones del Programa Nacional Chagas.

Desde este programa, se aporta la medicación necesaria para tratar a todos los pacientes que lo requieran (Chagas agudo congénito, Chagas crónico hasta los 19 años, Chagas crónico en adultos con o sin patología demostrada hasta lo 49 años, etc.) en forma gratuita. Hay que considerar que 9 de cada 10 niños tratados en fase aguda, y 7 niños de cada 10 tratados en fase crónica, tienen posibilidad de curación.

La vinchuca

La vinchuca es un insecto de seis patas, tiene cabeza alargada, patas delgadas –relativamente largas– y con la base de color amarillo. Gran parte del dorso del abdomen está cubierto por alas. Se destaca por mostrar manchas transversales claras, característica muy importante para identificar a las vinchucas. Convive habitualmente con el hombre en el interior de las viviendas y en los lugares propios de animales domésticos y se alimenta –solamente durante la noche– de la sangre de personas y animales. De día suele ocultarse en grietas de pisos y paredes, detrás de los muebles y otros objetos, debajo de la cubierta de los techos, entre las chapas y cartones de las casillas, en paredes de adobe mal embarradas o sin revocar y en corrales.

En las viviendas, la presencia de la vinchuca se puede sospechar  al notar manchas en las paredes, como si fueran gotas de aceite quemado. En caso de encontrar una vinchuca, capturarla viva y meterla dentro de una frasco y llevarla al Centro de Salud más cercano a su domicilio o al departamento de Salud Ambiental –Gregorio Martínez 65, Ciudad de Neuquén (0299 – 4436899).

Un día para sensibilizar

El Día Nacional por una Argentina sin Chagas fue declarado por la Ley Nº 26.945 para sensibilizar a la población sobre la importancia de su prevención y la detección oportuna. Se celebra el último viernes de agosto.

Este año en Neuquén, se ha distribuido material informativo (folletos y afiches) para la comunidad a través de la Red de Laboratorios de la Provincia. También se realizarán reuniones informativas con los referentes de los hospitales con mayor prevalencia de embarazadas con serología positiva para Chagas, en las cuales se entregará la Guía para la Atención del paciente infectado con Trypanosoma cruzi -GUIA PARA EL EQUIPO DE SALUD del Ministerio de Salud de la Nación.

En el mes de septiembre, la Referente de Laboratorio de Chagas, Susana Chaki,  brindará una charla para sensibilizar en la importancia de la temática a los Coordinadores de Laboratorios Provinciales.

Al mismo tiempo, se ha brindado una conferencia en el Colegio Médico Neuquén y charlas informativas en los Centros de Salud Valentina Sur y Villa Farrel. Acciones orientadas a difundir la Guía Nacional de Diagnóstico y Tratamiento de la Enfermedad; y se capacitó a agentes sanitarios de Los Hornos (Plottier) en evaluación y fumigación oportuna de viviendas.

Otros datos

En los últimos años, la divulgación sobre la enfermedad y la participación activa de los equipos de salud ha logrado un incremento de la demanda del diagnóstico y del tratamiento por parte de la población.

Se estima que en Argentina hay 1.600.000 personas infectadas y más de 300.000 afectadas por cardiopatía de origen Chagásico. La seroprevalencia de infección por Trypanosoma cruzi en embarazadas es de 4% a nivel país, mientras que la tasa de transmisión congénita alcanza un 7%, según registros del Programa Nacional de Chagas.

 

Compartir en tus Redes Sociales:

Comments

Comentarios