Neuquén exige favorecer las inversiones en Vaca Muerta

Por:Hugo Morales

En 2018 se invirtieron 4.300 millones de dólares en Vaca Muerta, un ahorro en la balanza energética por 3.600 millones de dólares y un ingreso impositivo de otros 1.000 millones de dólares. En realidad, este enorme reservorio Petro-gasífero en la provincia del Neuquén se ha transformado en la esperanza económica del país tal como lo anunciara el propio presidente Mauricio Macri. Al punto que se habla de inversiones futuras entre pilotos y desarrollos por 180.000 millones de dólares. Si embargo desde la propia Neuquén surgen voces de reclamo al gobierno nacional por lo que se considera que se debe aplicar una política más activa para el sector y sentar bases de seguridad jurídica y estabilidad económica para las empresas que invierten en la denominada Cuenca Neuquina. El caso de la reforma de la resolución 46 y el levantamiento de los subsidios para el gas encendió una luz de alarma que no se apagó pese al retroceso de la administración Macri y que, incluso, ha originado fuertes demandas de las principales operadoras como es Tecnopetrol del Grupo Techint. Como el gobernador Omar Gutiérrez es un aliado institucional de Macri y por lo tanto mantiene prudencia en sus expresiones, ha salido a la palestra el ex gobernador Jorge Sapag, mentor de los mandatos de Gutiérrez y por lo tanto con una importante cuota de poder político interno. No obstante, este cuadro de situación llevó al actual mandatario provincial ha levantar el nivel de los reclamos y retomar el tradicional discurso no alineado del MPN, lo que le permitió ganar las elecciones provinciales y continuar en el cargo. Es por eso que este diario entrevistó a Sapag y esto fue lo que dijo.

P.- Después de 8 años del lanzamiento de Vaca Muerta durante su gestión y la de Cristina Fernández de Kirchner, como ve Ud. a este fenómeno Petro-gasífero que es Vaca Muerta.

JS.- Ya en el 2007/2008 decíamos que en Neuquén había horizontes geológicos más profundos y complejos que superaban en mucho a la explotación del gas y petróleo convencional que apenas generaba unos 800 millones de dólares. Ya hablábamos de las arenas compactas porque lo habíamos visto en Estados Unidos y Canadá que le iban a permitir a Neuquén competir con países como los mencionados, China y Rusia.

P.- Hoy Vaca Muerta se ha transformado en la esperanza de la Economía argentina de salir de este pozo negro. Como calificaría hoy el nivel de la inversión que llegaron y llegan a Vaca Muerta, tanto en su gobierno como en el actual de Omar Gutiérrez.

JS.- A las inversiones en un principio las alentamos con la ley provincial 2615/2008, que extiende los contratos desde el 2017 al 2027 y después con la ley nacional 27007 del 2014 que se aprobó en el Congreso Nacional mediante una negociación con la Nación que permiten que las concesiones no convencionales ya sean más de 30, y que llegaran a fin de año a más de 40. Esto compromete una inversión de 30.000 millones de dólares de pilotos mientras que en los desarrollos la inversión estimada es de 180.000 millones de dólares.

P.- Tamaña cifra no es exagerada? –

Las inversiones hasta el momento son importantes. Llevamos 1000 pozos al horizonte no convencional de Vaca Muerta otros 1000 en arenas compactas. Esos 2 mil pozos permiten a Neuquén tener 70 de su pro en gas y el 72 en petróleo. Sino hubiéramos iniciado este camino no convencional en Loma Campana en el año 2013, hoy la Provincia de Neuquén tendría solo

una producción del 30 por ciento en gas y petróleo con serias consecuencias que ello tendría para el presupuesto provincial y obviamente para la balanza de pago.

P.- Y cuanto derraman estas inversiones porque más allá de los salarios propios no se observa un efecto fuerte sobre el resto de la Economía? -JS.- A las inversiones hay que medirlas en hechos concretos. Por ejemplo, para este año 2019, la balanza energética solo con el gas de VM se vería beneficiada en 3.630 millones de dólares. Son las divisas que nos ahorramos de importar con los barcos y además, el fisco nacional y provincial se beneficiaría con 1.000 millones de dólares por impuestos nacionales y provinciales, de los cuales un 70/80 por ciento se lo lleva el Estado nacional, en concepto de impuestos a las Ganancias, al Valor Agregado (IVA), Derechos de Exportación, Transferencia de Combustibles, coparticipándose con las provincias. Lo cual la renta es ganar y ganar, no solo para Neuquén sino para el resto del país. Por eso a Vaca Muerta hay que potenciarla con mucha Seguridad Jurídica y Estabilidad Fiscal. Esto facilitará la búsqueda de inversiones y hacer posible que esos inversores quieran hacerlo en la Argentina.

P.- A Ud. le toco gestionar cuando en el país gobernaba Cristina Fernández de Kirchner. Ahora le toca a su sucesor Omar Gutiérrez con un gobierno nacional opuesto y muy diferente al anterior. ¿Como analiza Ud. ambos periodos? ¿Fueron muy diferentes? ¿Hubo más o menos apoyo? ¿Como califica esa situación?

JS.- Yo rescato a la ley nacional 27007 que sancionó el Congreso en el 2014 después de haberla trabajado y discutido con el Gobierno nacional de entonces y con YPF. Esa ley que reformó a la ley de Hidrocarburos permitió la incorporación de los no convencionales a la legislación nacional. Desde 1967 hasta 2006/2007 con la sanción de la Ley Corta, la administración de los recursos del subsuelo era facultad del Gobierno central que a partir de entonces pasó a las provincias. En estos 12 años se ha caminado muchísimo más que en los 40 años anteriores pese a que la reforma de la Constitución de 1994 le permitía a las provincias tener el Poder Concedente. En ese tiempo hubo dos períodos del matrimonio Kirchner y ahora estos 3 con Macri. Yo rescato que lo importante fue haber tomado este tema como Política de Estado pese a las circunstancias económicas distintas. Yo arranque con un barril de petróleo a 42 dólares y el MTB (medida del gas) a 0,40/0,50 dólares. Hoy el petróleo está vinculado al valor internacional y el gas se paga entre 4,50 y 5 dólares. Del gobierno anterior rescato la sanción de la mencionada ley 27007 y de este los precios dolarizados que permite sostener a la producción, más allá de la resolución 46 (quita en los subsidios al gas)

P.- Ud. cree que tanto el Estado como las empresas han aportado lo suficiente para desarrollar y potenciar a Vaca Muerta?

JS.- Claro que sí. El Estado nacional debe dar el marco jurídico adecuado, apuntalar la infraestructura, terminar con la inflación y otras medidas de política económica que lleven tranquilidad a los inversores. Y las empresas, por su parte, tienen que desarrollar sus áreas. Sino tienen el capital tienen que salir a buscarlo con nuevos socios, prestamos, etc. En Neuquén hay 20 operadoras cuando en Estados Unidos hay unas 2.000 trabajando en no convencionales y en Canadá unas 200. Nosotros debemos duplicar por lo menos.

Gobierno nacional tiene la llave economía, pero no se nota una política decidida en materia energética. A su criterio, debería tener una política más activa para las inversiones, ya sea regulando el mercado o dejándolo liberado

JS.- No. El precio tiene que estar vinculado al valor internacional y ahí juega tarifas. Aunque le queda el camino de balancear con los impuestos que aplica la Nación, aunque, por una cuestión de política, no se puede trasladar al surtidor el valor internacional. Por eso hablo de balancear. En los próximos 24 meses Neuquén va a duplicar su producción de petróleo, pasando de los 180.000 barriles por día a los 300.000 y eso incidirá muy fuerte en el ingreso de divisas, pero habrá que amortiguarlo en el mercado interno para que no afecte a la inflación y al consumidor.

P.- Y con respecto al Gas? –

Es necesario que las empresas inviertan en plantas de licuaficacion. Pongan sobre los puertos para exportar gas en barcos. Ya hay iniciativas y hay mercados: Brasil, Sudeste Asiático, Europa, India. Hay que invertir unos 5.000 millones de dólares en un plazo de 4 años.

P.- ¿Cómo considera Ud que puede repercutir en los inversores estas marchas y contramarchas con la resolución 46 y los subsidios al gas?

JS.- Hay que buscar nuevas inversiones y ver si el Estado debe intervenir con subsidios. El subsidio al gas es importante. Sin embargo, para lograr este despegue, el Estado nacional no tiene hoy el recurso necesario para subsidiar el precio gas y hay abundancia de gas. Hay que ver cómo solucionar este tema de acuerdo a las disponibilidades nacionales. No tiene la plata Estamos problemas. La Nación no tiene recursos para hacer las obras de infraestructura, rutas del petróleo, es una realidad, estamos viviendo con déficit e inflación. Hay que buscar valores de mercados. El gobierno nacional le puso limites porque no tiene la suma prometida, pero, las empresas van a seguir perforando en función del mercado.

Ahora están redireccionando al petróleo porque es más barato su transporte y se lo puede exportar con facilidad. Neuquén exporta 200.000 barriles por dio cifra muy importante para las finanzas de la República. Todas las empresas están apuntando hacia este horizonte.

P.- En el medio esta puja entre el Gobierno nacional y las petroleras se encuentra Neuquén. ¿Como cree que debe posicionarse La Provincia?

JS.- Neuquén debe alentar las inversiones, favoreciendo a los proveedores y trabajadores locales. La Provincia cuenta con gente muy capacitada. Hace poco se habilitaron cursos de capacitación que absorbieron unos 10.000 trabajadores para capacitarse. También deben tener responsabilidad las empresas, construyendo los ductos necesarios y construir plantas de licuefacción del gas y tratar de industrializar en origen, tanto el gas como el petróleo.

P.- Hasta cuándo habrá gas y petróleo en la Cuenca Neuquina?

JS.- Hay 30/40 años por delante para producir esta cantidad de gas y petróleo. El resto dependerá de las energías alternativas.

P.- Vaca Muerta tiene techo?

JS.- El techo es el Mercado. Hay que discutir los destinos de la Renta. Hay que favorecer la diversificación porque toda esta inmensa producción tiene que derivar en progreso social, no solo económico, beneficiándose a todos los sectores de la Provincia. Un ejemplo de ello, debe ser Noruega.

Compartir en tus Redes Sociales: