Menos sal para tener más salud

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud, informa que del 4 al 10 de marzo se realiza la Semana Mundial de la Sensibilización sobre la Sal. Durante el año trabajarán en todas las zonas sanitarias de la provincia con acciones de promoción y asesoramiento para favorecer la aplicación de las leyes vigentes que regulan la oferta.La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) invitan a la comunidad a Parar, observar, elegir…la opción con menos sal, en la Semana Mundial de la Sensibilización sobre la Sal.

La campaña promueve la reducción del consumo de sal, teniendo en cuenta que esa es una de las intervenciones más costo eficaces para prevenir la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares. En Argentina hay distintas normativas y programas que promueven la reducción del consumo de sodio en la población y el monitoreo del contenido de sodio en los alimentos procesados; asimismo, la provincia del Neuquén adhiere a las leyes nacionales y tiene normativa propia en relación a la limitación de la oferta de sal en restaurantes.

En ese contexto, en el marco del programa federal de Control de Alimentos, y a partir de la publicación del Decreto N°16/2017, que reglamenta la Ley Nacional N° 26.905 de Promoción de la Reducción del Consumo de Sodio en la población, la dirección de Bromatología, como ente regulador, representada por su directora, Gabriela Gottardi, junto a la referente de Enfermedades Crónicas no Transmisibles de la dirección general de Atención Primaria de la Salud, Romina Luján, y la Comisión Provincial de Alimentación Saludable (CASP), a través de sus referentes locales, realizarán durante el transcurso del año, acciones de promoción y asesoramiento en las diferentes zonas sanitarias, para poder aplicar las leyes vigentes.

“Este trabajo resulta imprescindible y necesario” dijo Samuel García, referente provincial de Nutrición, y explicó “porque permitirá tener un registro de los rangos de concentración de sodio de los productos que ofrecen las panaderías y verificar de esta manera que si se cumplen las exigencias de la Ley 26.905”. En el caso de que ello no sucediera, esta actividad permite generar espacios de asesoramiento y capacitación para brindar los conocimientos y las herramientas necesarias para que se efectúen los cambios necesarios en la elaboración y formulación de dichos productos.

En relación a la Ley N°2.858, que dispone limitar la oferta de sal en los establecimientos gastronómicos, García comentó que “el hábito poco saludable de “sobresalar” los alimentos, sumado a la elaboración de las comidas con sal, constituyen unas de las costumbres que atentan contra nuestra salud”.

La hipertensión arterial es el aumento de la presión arterial de forma crónica. Es una enfermedad que no da síntomas durante mucho tiempo, pero predispone a tener enfermedades severas como infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o insuficiencia renal.

El consumo excesivo de sal es el principal factor de riesgo de hipertensión en la población. En América Latina se consume mucha más sal que los cinco gramos diarios recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Particularmente en Argentina y según datos de la cartera sanitaria nacional, el consumo de sal por persona ronda los 12 gramos diarios.

Según estimaciones, la restricción de tres gramos en la ingesta diaria de sal en la población, evitaría en Argentina cerca de 19.000 muertes en los próximos 10 años, resultando beneficioso para personas con o sin hipertensión arterial. En esa misma línea, se estima que la reducción de la ingestión dietética de 10 gramos a 5 gramos, por día, aminoraría en un 23% el total de eventos cerebro vasculares y en un 17% los casos de ECV.

Hay que considerar que la mayoría del sodio que se consume habitualmente proviene de los alimentos procesados o industrializados. En Argentina se calcula que entre el 65% y el 70% de la sal que se consume proviene de dichos alimentos. En este contexto, la elección de los alimentos es fundamental.

La información nutricional aporta datos sobre las propiedades nutritivas de un alimento, facilita la comparación de los mismos y favorece una mejor elección. El contenido de sodio de los alimentos es un dato obligatorio en el rotulado nutricional. Al respecto, se aconseja no exceder los 2000 mg de sodio (5 gramos de sal) por día. Hay que tener en cuenta que además del sodio que contienen los alimentos procesados, está la sal de mesa que se incorpora al cocinar o la que se agrega a los platos ya elaborados.

Algunos consejos

. Reducir el consumo de alimentos ricos en sal.

. Limitar el agregado de sal durante la preparación de las comidas y reemplazarla con condimentos de todo tipo (pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano, ajo, limón etc.).

. Los fiambres, embutidos y otros alimentos procesados, como caldos, sopas instantáneas y conservas, contienen elevada cantidad de sal y su consumo debe limitarse al máximo.

. Reducir el consumo de pan. Si se elabora en casa, usar poca sal o utilizar hierbas.

En el sitio web de Punto Saludable se puede encontrar información general sobre la sal, como así también la posibilidad de descargar leyes, decretos y guías técnicas disponibles; como así también acceder a material audiovisual sobre la temática.

Compartir en tus Redes Sociales: