Jaime Torres, y su charango pasaron a la inmortalidad

Como anticipara en la nota sobre Osvaldo Bayer ya publicada, oportunamente, lamentablemente le dedicaría unas líneas a la muerte de Don Jaime, hecho que pasó desapercibido en el fragor de la lucha cotidiana por sobrevivir y procurarnos calidad de vida. Es entonces, mínimamente volcar unas gotas de tinta sobre su memoria.A sus 80 años murió este tucumano celebre, trotamundos por América Latina, Indonesia, Estados Unidos, Singapur, ganándose su popularidad junto a Ariel Ramírez en esa obra sin igual, “La misa criolla” (1964). Sencillo, humilde, tocaba el charango con los ojos cerrados y una gran sonrisa. Deleitaba.

Pocos saben que realizo la música de la película “La deuda interna” dirigida por Miguel Pereyra, Oso de Plata en el Festival de Berlín de 1988. Francisco “Paco” Hoyos Griñon, mi querido amigo, distribuyo el film en Europa, llevando para su noche de estreno en Madrid, un cuarteto andino (charango, quena, caja y tubos artesanales) causando particular interés por su originalidad.

Personalmente compartí la producción de un espectáculo en una temporada Marplatense, donde Torres integraba un elenco junto a un ballet folclórico, Guillermo Fernández y el Chango Nieto. Tuve la oportunidad de almorzar con él y su esposa. Grato momento que hoy sigo atesorando. Muchas anécdotas y un regalo, su trabajo reciente editado “Jaime Torres Electoplano”.

Más de 20 grabaciones, infinidad de premios: SADAIC, Ciudadano ilustre de la ciudad Autónoma de Bs. As., Estrella de Mar…todos merecidos.

Que descanse en paz y mis respetos a su señora Elba.

Valía estas pequeñas palabras para un gran hombre.

MARIO MARCHIOLI.

Compartir en tus Redes Sociales: