Intendente neuquino calificó de histórico a fallo contra gremialista por cortar calles

El intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, calificó de “histórico en la Justicia provincial y también nacional” a un fallo judicial contra el secretario general del sindicato municipal (SITRAMUNE), Santiago Baudino por haber afectado el Derecho al Libre Tránsito durante un corte de calles frente a la Municipalidad local en protestas por la reincorporación de trabajadoras afiliadas a ese gremio que habían tomado instalaciones en la secretaría de Desarrollo Social. La inédita medida fue tomada por el juez de Garantías, Mauricio Zavala en contra de la posición de los fiscales Pablo Vignaroli y Victoria Panozo.El magistrado entendió que debido al horario del corte y su ubicación en el centro de la ciudad se habían vulnerado derechos constitucionales de los ciudadanos de circular libremente, quienes quedaron encerradas en el medio del embotellamiento que provocó esa manifestación ocurrida en agosto de 2017

Según informó el diario Río Negro, el juez de garantías Mauricio Zabala determinó que se había afectado el derecho al libre tránsito «en horario complejo» y «en el centro de la ciudad». El magistrado consideró probado que hubo personas atrapadas en medio del embotellamiento provocado por la manifestación del gremio. En cambio los fiscales argumentaron que no había motivos para acusar por lo que el Municipio se presentó en la cauda judicial como querellante. Junto a Baudino, a quien la semana que viene se le dictará la pena, fueron procesados otros dos gremialistas pero estos quedaron absueltos.

Para Quiroga, la sentencia de Zavala “marca un antes y un después en la Justicia neuquina y también del país, al aplicar cabalmente lo que marca el Código Penal, anteponiendo el interés general y el bien común al interés de un sector que tiene como costumbre utilizar la violencia y la prepotencia para imponer la sinrazón”. En ese sentido, calificó de valiente la decisión del juez y criticó a los fiscales, “quienes prefirieron mirar para el costado y hacerse los distraídos, aduciendo que ni siquiera había motivos para acusar”. Esta actitud de los representantes del ministerio público obligó a la Intendencia a presentarse como querellantes y aportar las pruebas que requería la Justicia.

La ciudad de Neuquén se prepara ahora para las elecciones municipales y el Jefe comunal aprovechó la oportunidad para chicanear al Gobierno provincial que encabeza Omar Gutierrez, quien lo derrotó en las últimas elecciones provinciales. “Cuando se tomó la decisión de impulsar esta causa judicial lo hicimos con el convencimiento de que de una vez por todas en la provincia debía darse el debate sobre cuáles son los límites del derecho a la protesta porque cuando uno reclama o peticiona, no puede hacer cualquier cosa pasando por encima de la ley”. Y agregó: “El cumplimiento de la ley nos iguala a todos y cuando esto no ocurre, se impone la ley del más fuerte que es lo que hasta ahora viene ocurriendo en la provincia”.

El desinterés de la Fiscalía lo llevó a pedir la revisión de las conductas de sus miembros, que dependen del Poder Judicial provincial por haber “naturalizado estos hechos de violencia. Para ellos -agregó- este tipo de delitos no solamente no figuran en el Código Penal sino que además los aceptan como parte de las reglas de juego de una realidad que, en síntesis, termina convirtiéndose en la ley de la selva”, manifestándose partidario de que “Neuquén se convierta en una provincia donde el respeto a las instituciones y entre los mismos ciudadanos sea la regla y no la excepción, desterrando el activismo violento y prepotente que pretende imponer su voluntad al margen de la ley”. Finalizó diciendo que “de una vez por todas, Neuquén tiene que dejar de ser el reino de la anomia”.

Compartir en tus Redes Sociales: