Gutiérrez instó a “hacer causa común” contra la trata de personas

Se desarrolló esta mañana en el auditorio de Casa de Gobierno un acto por el Día Internacional de la Lucha contra la Trata de Personas. La actividad contó con la presencia del gobernador Omar Gutiérrez y la subsecretaria de las Mujeres y presidenta de la Comisión Interinstitucional de Intervención contra la Trata de Personas, Patricia Maistegui, entre otros funcionarios provinciales. En la oportunidad, brindó su testimonio Alika Kinan, quien durante 16 años fue víctima de trata de personas, en forma de explotación sexual.En su discurso, Gutiérrez agradeció y felicitó a quienes forman parte de la lucha contra esta causa y los invitó a que “contagien” esta iniciativa para erradicar de raíz el delito. “Neuquén es la provincia que más crece y progresa, pero no de cualquier manera. Hay cambios cuantitativos, pero también hay que sostenerlos con cambios cualitativos. Y esta es una lucha contra un flagelo, una tortura, definámosla cada uno como le parezca, pero con el concepto más abarcativo para que hagamos causa común”, dijo. El gobernador llamó a “visibilizar y comunicar para prevenir, a ir al fondo de la raíz, explicando en qué consiste, dónde empieza y dónde termina, qué consecuencias genera, para que todos tengamos claro desde el trayecto educativo, de qué manera se puede exteriorizar y luchar contra la trata”.

Felicitó a todas las personas que lamentablemente fueron víctimas de trata y hoy se animaron a compartir su experiencia. Asimismo, pidió “avanzar más rápido en el anclaje de esta política pública en la provincia de Neuquén, para que nunca más haya un sólo caso de trata en la provincia”. Por su parte, Alika Kinan destacó que “siempre es un gusto venir a la provincia de Neuquén, tan comprometida en el combate contra la trata de personas y la explotación sexual”.

Manifestó que el propósito de su participación “no es convencer ni conquistar a nadie. Vengo a que podamos entender, porque una vez que entendemos cómo funcionan las redes de trata, y qué es lo que pasa con las mujeres, niños y niñas que están en situación de explotación sexual y son captados por su vulnerabilidad, es mucho más fácil comprender cómo llegan a esos lugares y así combatir esta forma de tortura que azota todo nuestro planeta”.

Finalmente, sostuvo que “lo que más me conmueve de este día es que se realizan actividades en todo el mundo. Hoy es un día especial teniendo en cuenta que hay más de 20 mil niños perdidos en la frontera entre Europa y Medio Oriente. Son chicos y chicas que probablemente han sido captados por las redes de trata, a través de estos procesos económicos, sociales y políticos que se dan en el mundo. Por eso hoy mi corazón está allí con ellos”.

A su turno, Maistegui comentó que el Día internacional de la Lucha contra la Trata de Personas fue instaurado en el año 2013 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). “Brinda una mirada a las víctimas de este delito tan ingrato y pido a los gobiernos de todo el mundo que se ocupen de esta problemática, la cual despoja de todos los derechos humanos a las personas que son explotadas en estas redes de trata”, explicó.

Señaló que “el lema de la ONU para este año se centra en niños, niñas y adolescentes. Se focaliza en la juventud”. Este año el lema de la ONU es “La respuesta al tráfico de niños y jóvenes víctimas de la trata”.

Un párrafo especial le dedicó a Alika Kinan, quien “sobrevivió a la trata y a la prostitución y una vez que reconoció que era víctima, se puso a luchar por los derechos humanos y contra este gran flagelo. Alika nos representa en todo el mundo. Habla de Alika es hablar de los derechos de las mujeres, de los niños y niñas en situación de prostitución”. Aseguró que “si no estamos todos unidos contra este delito -las instituciones, el Estado y la comunidad- no vamos a poder luchar contra esto y mucho menos erradicarlo”.

Alika Kinan es cordobesa, activista por los derechos de las mujeres y abolicionista de la prostitución argentina. Fue víctima del delito de trata de personas durante 16 años. Fue captada en la ciudad de Córdoba y llevada a la ciudad de Ushuaia en abril de 1996, cuando tenía 19 años. En el año 2012 fue rescatada de la whiskería El Sheik, de Ushuaia. Desde entonces, desarrolló una causa penal contra sus captores y contra el Estado, el cual protegió la actividad de los tratantes y luego se negó a darle la ayuda correspondiente a las personas en su situación de acuerdo a la ley. Fue el primer caso en que una víctima de trata querella a los proxenetas, demanda al Estado y pide una indemnización a modo de reparación.

Compartir en tus Redes Sociales: