Dura reacción en Neuquén por suspensión de Hidroeléctrica

Por: Hugo Morales

El gobierno neuquino reaccionó ayer con firmeza pero con cautela ante el anuncio del secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartua –publicadas en el diario La Nación- sobre la postergación de la central hidroeléctrica “Chihuidos” que se proyecta sobre el río Neuquén a unos 400 kilómetros de la capital provincial y tiene por finalidad la regularización de aguas abajo para beneficio de la agro-fruticultura y a la vez generadora de energía que engrosará el parque eléctrico nacional. Chihuidos está proyectada desde 1970 y su concreción es un paso muy importante en el desarrollo económico y social de la Provincia, además de ser un desafío para el gobernante Movimiento Popular Neuquino (MPN), cuyo gobernador Omar Gutiérrez mantiene una relación de fuerte alineamiento con el presidente Mauricio Macri. Chihuidos está presupuestada en 2.200 millones de dólares y generará 637 MW

Precisamente fue el mandatario, quien, en los festejos del aniversario de la ciudad de Zapala, en pleno centro provincial, fue quien llevó la voz cantante y dijo que “Chihuidos es un proyecto estratégico y será realidad”, agregando que los “los neuquinos no sabemos de claudicaciones”. Y agregó: seguiremos trabajando duramente para que el emprendimiento se concrete”. Analistas económicos vinculados al denominado “Círculo Rojo” dijeron por una radio local que “el gobierno neuquino tiene las herramientas para garantizar la obra a partir de las regalías que puede generar el gigantesco reservorio de petróleo y gas que es Vaca Muerta”

En ese contexto, el mandatario agregó que “los neuquinos no sabemos de claudicaciones. Todo lo que hemos logrado fue a partir de defender y pelear por lo nuestro. Vamos a seguir trabajando duramente para hacer realidad el complejo multipropósito Chihuido”, adelantando que “ya está listo el estudio de factibilidad sobre la cuenca alta, media y baja del río Neuquén, el cual arroja excelentes resultados en cuanto a la posibilidad de la construcción de no una, sino de 4 represas: Chihuido I, Chihuido II, Cerro Rayoso y La Invernada”.

En medio de una enfervorizada audiencia que se mostró crítica al gobierno nacional, Gutiérrez sostuvo que Chihuido “es vital, estratégico” para Neuquén y para el desarrollo regional. “Entre otros beneficios de la obra, se destacan la regulación del río Neuquén para control de crecidas; provisión de agua para consumo humano, riego y uso industrial para poblaciones ubicadas aguas abajo, y generación de energía eléctrica, limpia, renovable y no contaminante”, indicó. Y llevó tranquilidad a la multitud que lo rodeaba: “si el consorcio adjudicatario del proyecto multipropósito Chihuido I no cumple con los requisitos licitatorios para el financiamiento total de la obra, lanzará junto al gobierno nacional una nueva licitación pública –nacional e internacional- para atraer inversores que garanticen la ejecución de la obra”.

La obra ya había sido licitada y adjudicada al consorcio de empresas que pertenecen a la Cámara Argentina de la Construcción y de las que sobresale Heleprint del empresario Eduardo Eurnekian y durante el anterior gobierno kirchnerista se habló hasta de una participación de China en la financiación de la obra cuyo repago se preveía en forma de energía vendida tanto al Estado Nacional como a privados. “Si el oferente actual que ha sido adjudicado no cumplimenta los requisitos y pone los recursos económicos, estamos en tiempo de descuento. Voy a exigir junto al

gobierno nacional y voy a llevar adelante una nueva licitación pública, nacional e internacional, para conseguir los inversores como lo hicimos en zona franca, para que Chihuido I y II, Cerro Rayoso y La Invernada, también sean realidad”, remató Gutiérrez a quien además le preocupa el paro que significa para unos 10.000 obreros de la Construcción, 3.000 de manera directa y 7.000 indirecta.

Pero no todas las reacciones fueron tan diplomáticas como las del Gobernador, un aliado sin fisuras –hasta ahora- de Macri. El vicegobernador Rolando Figueroa que cuestiona este alineamiento de su gobernador con el presidente y suele acercarse a posiciones emparentadas con el kirchnerismo, calificó de “miope y centralista” a la decisión sobre Chihuidos. “Mientras el Gobierno Nacional premia con tasas de interés superiores al 40% para sostener ganancias improductivas del mercado financiero, le baja la persiana a una inversión genuina de 2.200 millones de dólares en Neuquén porque tiene que cumplir con la reducción de gastos que acordó con el FMI”.

“El ajuste acordado con el Fondo rompe una nueva ilusión con Chihuido, un proyecto que estaba un poco más cerca de hacerse realidad de la mano de un consorcio alemán que consiguió avales para el financiamiento”, se lamentó Figueroa tras conocer los detalles de una reunión entre los representantes del grupo Voith Hydro, interesados en desarrollar el proyecto, y el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui, en la Casa Rosada. Según publicara La Nación, los ejecutivos alemanes vinieron al país a comunicar que avanzaron con la aprobación de la garantía de Alemania para financiar un tramo mayoritario de la obra, del orden de los 1.600 millones de dólares. El resto del dinero lo debe conseguir el mismo grupo alemán en Italia hasta completar el 85% de la inversión, mientras que Argentina se tiene que hacer cargo del 15% restante. Pero Lopetegui les comunicó a los alemanes que el país no puede asumir nueva deuda por el último compromiso firmado con el FMI”.

Tamaña definición erizó la epidermis neuquina y provocó el ataque del vicegobernador provincial: “Es una noticia triste y una mala decisión de un Gobierno Nacional que desecha una obra clave para los neuquinos. Y lo hace desde una visión miope y centralista”, sentenció. “Para zafar del torniquete que le metió el Fondo, ajustando una vez más las finanzas de las provincias, el Gobierno Nacional arroja ideas y propone comprometernos el uso de las regalías de Vaca Muerta para garantizar el financiamiento del tramo argentino, una opción que nunca estuvo sobre la mesa”, se quejó Figueroa. Y agregó que “las regalías o riquezas que genere Vaca Muerta, sólo deben estar asignadas a servicios que generen prosperidad y bienestar en todo el territorio neuquino”. Y Chihuido, señaló, “debe ser una prioridad del Gobierno Nacional, para dinamizar la matriz energética nacional”. También lo calificó, entre otras durezas, de un nuevo papelón diplomático.

Compartir en tus Redes Sociales:

Comments

Comentarios