Dialogo entre el Presidente y los prestadores del turismo

Andrea Isabel Marín (*)

Julio Isidro Pérez

Siempre se aconseja que lo más positivo para lograr éxito en distintas circunstancias es el dialogo permanente. Cuando esto se circunscribe al accionar de los gobiernos, el objetivo es que además de adoptarse medidas positivas, debe haber un acercamiento e intercambio de opiniones entre los sectores oficiales y privados.Y si se trata de la actividad del turismo, siempre se ha afirmado que esto debe ser lo más acertado, a los efectos de lograr el cumplimiento de las metas que se buscan concretar.

La Organización Mundial del Turismo permanentemente aconseja que los gobiernos elaboren y apliquen políticas acertadas para el sector, manteniendo un intercambio con los privados.

En el cual el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, existen “pruebas tangibles y amplias de la contribución sustancial y significativas que el turismo puede hacer para lograr el desarrollo sostenible en la Agenda 2030”. También ha manifestado la importancia del impacto del turismo para ponerlo “al servicio de políticas, prácticas empresariales y un comportamiento del consumidor que resulten adecuados”.

Sin duda que el presidente del comité ejecutivo de todos los ministros de turismo del mundo –el actual Secretario de Gobierno de Turismo de Argentina, Gustavo Santos- ha sabido interpretar esos lineamientos y en ese sentido ha procurado un acercamiento permanente entre los privados de la actividad y el gobierno de nuestro país.

Y de tal forma fue estableciendo reuniones en distintas regiones argentinas, con la presencia del presidente de la nación y miembros del gabinete nacional.

En julio del 2018 tuvo lugar, a bordo del barco “Modesta Victoria”, navegando el lago Nahuel Huapi –en cercanías de Bariloche- un encuentro de los prestadores de la región cordillerana con el presidente argentino, Mauricio Macri.

La recomendación que recibieron los empresarios fue que presentaran iniciativas que estuvieran en el ámbito nacional, ya que las reservadas a las jurisdicciones provinciales y municipales deberían encauzarlas ante esos gobiernos. Y los resultados fueron positivos. El presidente les puntualizo “no me traigan los temas resueltos, explíquenme lo que está mal, para que los resolvamos”.

Y así es que se le explico la necesidad de que ese centro turístico internacional argentino tiene la necesidad de contar con un centro de congresos y convenciones, dada las facilidades que la ciudad tiene en distintos servicios que se requieren para funcionar como un lugar de eventos.

En esa oportunidad el gobernador de la Provincia de Rio Negro, Alberto Wereltineck y el intendente de esa ciudad, Gustavo Genuso, anunciaron el aporte necesario para el proyecto ejecutivo de esa obra, los privados requirieron al gobierno nacional el apoyo para la búsqueda de financiamiento externo para concretar ese complejo, que contribuirá fundamentalmente la extensión de la temporada turística.

También requirieron la ampliación del edificio del aeropuerto ante el incesante incremento de vuelos y el ministro de Transporte Nacional, Guillermo Dietrich, les respondió que se contemplaría su realización.

Otros temas permitieron un intercambio que el propio presidente se responsabilizó en encaminarlos, a la vez que opino que “el turismo se está transformando en una de las actividades trascendentes en términos de generación de empleo para todos los argentinos”.

Recientemente, en otro importante centro turístico, en Puerto Madryn, el jefe de estado argentino participo de un nuevo encuentro con representantes del ámbito turístico de la Patagonia, entre los que se contaban representantes de la hotelería, gastronomía, cruceros, empresas de viajes, entre otros.

El secretario del turismo argentino –Santos- destaco que el año anterior hubo en el país casi siete millones de visitas extranjeras, produciendo un ingreso del orden de los cinco mil cuatrocientos millones de dólares.

Los representantes de las empresas de cruceros explicaron el gran progreso que se produce particularmente en Ushuaia y Puerto Madryn, por el arribo de ese tipo de turistas.

También anunciaron la presentación de un proyecto inédito, la construcción de una pista en la Antártida, para posibilitar vuelos turísticos desde Tierra del Fuego.

Se explicó por parte de representantes del balneario Las Grutas la importancia del lugar y lo que significara la ampliación del parque subacuático, al que en los próximos meses se le agregaran tres nuevas embarcaciones a la ya existente, lo que abre perspectivas para la ampliación de la temporada.

Requirieron una solución a la incomunicación aérea en la zona y que se tenga en cuenta al destino dentro del programa de diversidad, para lograr facilidades al acceso a las playas por parte de El vocero de Playas Doradas, en proximidades de Sierra Grande, dijo que es necesario contar con comunicaciones adecuadas para lograr el normal funcionamiento de las telecomunicaciones, destacando que el lugar haya sido contemplado en el programa de pueblos auténticos por el organismo de turismo nacional.

Los empresarios de la capital provincial puntualizaron la necesidad de tener vuelos diarios con Buenos Aires, solicitando que también tuvieran otras frecuencias con destinos a Bariloche y Puerto Madryn.

Solicitaron también la necesidad de que existan comunicaciones, actualmente dificultosas, para el funcionamiento de celulares. En otro orden destacaron las posibilidades de Viedma, como ciudad para la realización de eventos y reuniones, explicando un proyecto de ampliación del actual Centro Cultural.

Los temas y los expositores se fueron sucediendo, quedando en evidencia el interés de los asistentes por trabajar en el desarrollo turístico.

Y el habérseles permitido llevar sus inquietudes al máximo nivel del gobierno del país –en este caso el propio presidente- los mostro conformes, aguardando que las inquietudes se vayan encaminando.

No quedaron dudas de la importancia que tiene la actividad turística en el mundo. Ahora el empresariado de esta actividad procurara que el ejemplo de estos diálogos se sucedan en los gobiernos provinciales y nacionales, también en su máximo nivel de decisión.

De tal forma se hará efectiva la misión de la OMT que se esfuerza en garantizar que la actividad turística se modernice, reforzando la calidad y la eficacia mediante la cooperación para el desarrollo.

Licenciada y experto en turismo (*)

Compartir en tus Redes Sociales: