Continúa el rastreo de hidatidosis en el interior.

El ministerio de Salud recuerda que el Departamento Salud Ambiental continúa haciendo screening ecográfico en escuelas primarias para realizar la búsqueda activa de hidatidosis en la población infantil rural de la provincia del Neuquén.

La actividad fue en Bajada del Agrio y alrededores los días 18 y 19 de junio, donde se estudiaron a 171 niños; solo uno resultó positivo que deberá confirmarse el diagnóstico en breve en el Hospital de Zapala Irene Roccia, Jefa Departamento de Salud Ambiental, explicó que la actividad de rastreo comenzó a realizarse a mediados de 2013 en todas las Zonas Sanitarias de la provincia y agregó que “hasta el momento se realizó el rastreo ecográfico en 100 establecimientos rurales de un total de 161 planificados (62%); se obtuvieron 3846 ecografías hepáticas, resultando 30 casos sospechosos de hidatidosis. A estos últimos se les realizó el posterior estudio en el Hospital Zonal correspondiente para confirmar o descartar el caso y brindar el tratamiento adecuado a los positivos”.

En el mes de enero del corriente año se incorporó al área un ecógrafo portátil para realizar la búsqueda activa.

Actividad en el interior la actividad es parte del programa de rastreo ecográfico de hidatidosis y fue realizada por el médico Paulo Butín –único médico que lo lleva adelante en esa zona– conjuntamente con la residente de imágenes de 4º año, del Hospital Castro Rendón.

Butín explicó que “durante dos días –18 y 19 de junio– se realizaron ecografías a 171 niños de las escuelas Nº171, 128 y 224 correspondientes a la localidades de Bajada del Agrio, de Villa del Agrio y Bajada Vieja, respectivamente. De los 171 niños ecografiados solo uno resultó positivo que deberá confirmarse el diagnóstico en breve en Hospital de Zapala”

Para llevar a delante las acciones utilizan el ecógrafo del área de Zoonosis (adquirido en enero 2015) y otro portátil que es del Hospital Loncopué. Paulo Butín destacó y agradeció “la colaboración del servicio de imágenes del Hospital Castro Rendón que colabora con residentes para las escuelas con más alumnos”.

El profesional médico el día 25 de junio del corriente año realizó otro rastreo en la Escuela Nº 217 del paraje de Ñireco –ubicado a 12km de Zapala– donde evaluaron a 29 niños con resultados negativos para quistes hidatídicos en todos los casos.

En cuanto a la programación de la actividad para el mes de agosto se ha planificado hacer varias escuelas grandes de la zona, en conjunto con los residentes de Neuquén, y suman más de 900 niños.

La enfermedad La hidatidosis es una enfermedad parasitaria del grupo de las zoonosis. Es del tipo de enfermedades que se transmiten de los animales al hombre. Sin embargo, en la cadena de transmisión, la responsabilidad y los cuidados del hombre cumplen un papel fundamental.

La aparición de los síntomas en las personas puede llevar varios años. La hidatidosis produce síntomas que se manifiestan como problemas hepáticos, respiratorios, renales, entre otros, según donde se encuentren localizados los quistes hidatídicos característicos de la enfermedad. Estos quistes son parecidos a bolsas llenas de agua y generalmente requieren tratamiento quirúrgico.

Para protegerse es necesario tomar algunos recaudos con los animales como:

Desparasitarlos regularmente, no darles achuras crudas, no permitir que entren dentro de las huertas,controlar que no se alimenten de las bolsas de basura. lavarse bien las manos antes de comer, luego de acariciar o jugar con los perros,lavar bien las frutas y verduras antes de ingerirlas.

Ante cualquier duda concurra al Centro de Salud más cercano a su domicilio o a su médico de cabecera.

El programa de Prevención de la Hidatidosis del ministerio de Salud de la provincia está basado en la Atención Primaria de la Salud–APS, integrado por profesionales, agentes sanitarios, coordinadores de Salud Ambiental y de Zoonosis.

Los objetivos son reducir la tasa de infección equinococócica canina; controlar la población canina total –rural y urbana–. Asimismo, establecer un sistema de vigilancia ambiental, a través de la búsqueda activa de coproantígenos en materia fecal de perros y concretar la articulación entre la subsecretaría de Salud, los municipios y otras instituciones provinciales y nacionales.

 

Compartir en tus Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.