Bermúdez participó del acto por el Día del Inmigrante en Plaza de las Banderas

Como cada 4 de septiembre desde 1949 se conmemora el Día del Inmigrante en símbolo de todos los ciudadanos que nuestro país recibe de brazos abiertos. Con este motivo, las colectividades radicadas en suelo neuquino fueron homenajeadas por la Municipalidad de Neuquén y la dirección Nacional de Migraciones en un acto efectuado en Plaza de las Banderas.“Este país tiene que estar eternamente agradecido a los inmigrantes que lo hicieron grande y diverso, que lo hicieron libre y que lo hicieron tan especial. Me siento orgulloso de formar parte de esta sociedad libre y de brazos abiertos, y esto es el 4 de septiembre, cuatro brazos que se unen”, destacó en su mensaje el secretario de Gobierno y Coordinación, Marcelo Bermúdez.

Bermúdez destacó la figura del inmigrante y el lugar que tiene en el país desde sus primeros gobiernos. “Hay fechas que explican cosas importantes; no se puede hablar de la Argentina sin hablar del 25 de mayo, y tampoco se puede hablar de la Argentina sin la presencia de los inmigrantes”, sostuvo.

“Por eso es importante resignificar este día que simboliza una decisión de un gobierno que estaba dando sus primeros pasos, el Primer Triunvirato en 1812 le daba garantías y protección a toda persona extranjera que con su familia quisiera tener domicilio en este país”, recordó.

El jefe de delegación Neuquén de la dirección nacional de Migraciones, Ricardo Leszczynski, consideró que “nadie migra de su terruño por su propia voluntad, salir de su terruño y afrontar la aventura que significa esto”.

Mencionó que la inmigración “es una gesta está llena de heroísmos y de sorpresas. En la actualidad los inmigrantes de países europeos ya son pocos, sin embargo, damos la bienvenida a los inmigrantes latinoamericanos que hoy ayudan a nuestro país a fortalecerse; porque nos están ayudando a formar lo social, lo cultural y hasta lo económico”.

Compartir en tus Redes Sociales: