Acuerdan Gobierno Nacional, Provincial, Sindicatos y Empresas por Vaca Muerta

El gobierno nacional, la provincia del Neuquén, las multinacionales de Petróleo y Gas que operan en Vaca Muerta y el sindicato que agrupa a los trabajadores del sector en Neuquén, Río Negro y La Pampa llegaron a un acuerdo para “mejorar la productividad y la competitividad con el objetivo de apuntalar la economía y generar empleo genuino”. El anuncio lo hizo el propio presidente Mauricio Macri en compañía del gobernador de la provincia patagónica, Omar Gutiérrez; del secretario general del gremio petrolero privado, Guillermo Pereyra y del secretario de Energía de la Nación, Juan José Aranguren.Ya en plena recta final hacia las elecciones del próximo domingo 27, Macri enfatizó que su gobierno necesita de este acuerdo con todos los sectores en un intento de mejorar no solo la economía petrolera y gasífera sino la de todos los sectores y para ello busca acuerdos marcos, siendo el de ayer, el primer acto oficial tras sus vacaciones. Según sus funcionarios más importantes, el presidente busca abrir un nuevo camino para la energía del país, garantizando un precio mínimo para el gas hasta el 2020.

En los anuncios fue acompañado por Aranguren, pero también por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca estuvo acompañado por los ministros de Energía y de Trabajo, Juan José Aranguren y Jorge Triaca. «Hoy es un día que abre una etapa para el futuro de la energía de nuestro país», se entusiasmó Macri que busca revertir el cuadro negativo que se le presenta en el terreno electoral después de haber sido aventajado por 10 puntos por la formula Alberto Fernández- Cristina Fernández en las últimas PASO.

El mandatario habló de una «revolución del trabajo alrededor de este recurso natural» y lo presentó como una llave para la creación de empleo. «Las empresas, a partir de lo que han hecho los trabajadores a quienes tenemos que felicitar, se han comprometido a un proceso virtuoso de inversiones, estamos hablando de 5 mil millones de dólares que tienen que duplicarse para los próximos años y sostenerse», expresó.

El objetivo, a partir de este acuerdo en torno a Vaca Muerta, es disminuir el costo promedio de un pozo para la extracción de gas no convencional, que estaba en Us$ 14 millones, el cual es considerado por las petroleras muy elevado en relación a los Estados Unidos, donde está por los US$ 7 millones. Pero no solo Macri formuló los anuncios con la vista puerta en las elecciones venideras. Su abrazo con el secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa así parece demostrarlo. El propio Pereyra rodeo al presidente después que un día anterior lo había denostado haciendo realidad la versión tanguera de “hoy un juramento, mañana una traición. Como los votos todo lo pueden, Macri no ahorró elogios para Pereyra y su alter ego en el sindicato Petrolero Jerárquico, Miguel Arévalo

Los sindicalistas fueron los que más cedieron para cerrar el acuerdo. Entre otras cosas, dejarán de cobrar por el tiempo de traslado a su lugar de trabajo y aceptan disminuir la cantidad de empleados por pozo. En paralelo, las empresas se comprometen a mantener los puestos de trabajo y tomar nuevos empleados a medida que aumente la productividad. Los Estados (nacional y provincial) en tanto, ponen su parte descartando nuevos impuestos al sector.

Precisamente Pereyra no había ocultado su preocupación por la mala performance que se le presenta para las próximas elecciones. El gremialista había rechazado la oferta del Gobierno nacional y lo que consideró un intento de las empresas de transferir a los trabajadores los problemas que tienen con el Gobierno nacional. Pereyra dijo que “la negativa de las empresas a cumplir con los acuerdos salariales firmados a principio de año llevará a una situación de conflicto compleja en la cuenca neuquina”. El convenio salarial vigente, firmado entre el Sindicato y las empresas, se extiende desde el 1 de abril de este año al 31 de marzo de 2020. Este año se acordó un incremento en tres cuotas 10% en junio, 9% en noviembre y 9 % en febrero del año próximo. Ese acuerdo devino abstracto tras la devaluación de agosto con lo que se inició un reclamo de actualización y adelantamiento del porcentaje de noviembre.

Las empresas se niegan a reconocer la situación que enfrentan los trabajadores y pretenden pagar 5 mil pesos en cuotas, como el Gobierno nacional acordó con algunos sectores económicos.“Rechazamos que las empresas se aprovechen de la situación e intenten transferir el problema que tienen con las medidas del Gobierno Nacional a los trabajadores. Pretenden incumplir con los acuerdos que firmaron en marzo, algo que no vamos a permitir”, apuntó Pereyra y agregó que, con esa postura negativa, “las empresas argumentan a favor del gobierno y sus medidas erráticas que tanto afectan a la industria hidrocarburífera”.

Pereyra fue duramente criticado por el presidente Mauricio Macri durante su última visita a Neuquén por haberle dado su apoyo al candidato del Frente para Todos, Alberto Fernández, quien marcha primero en las encuestas. Pereyra debe revalidar títulos para continuar como senador nacional y dio una vuelta de campana política después de haber salido tercero en las últimas PASO detrás del candidato kirchnerista-peronista, Oscar Parrilli y del representante de Cambiemos, Horacio Quiroga.

De mantenerse ese resultado, el sindicalista petrolero quedaría afuera del Senado y de la estratégica comisión de Energía, un cargo clave en su relacionamiento tanto con el Gobierno nacional como con las multinacionales petroleras y el manejo del más importante negocio que tiene el país. Hasta no hace mucho Pereyra era un aliado de Macri y defendía las políticas del oficialismo nacional con relación a Vaca Muerta, hecho que fuera remarcado por el propio Macri. También al sindicalista lo esperan causas judiciales abiertas en Neuquén.

Compartir en tus Redes Sociales: